Análisis del simulacro electoral del CSI

Antes de entrar en un análisis profundo de los resultados del simulacro electoral del Colegio, quiero expresar cuán honrado me siento que el Periódico haya pedido que contribuya a esta edición de suma importancia. Como ex-alumno reciente (Clase del 2016), es alentador ver cómo en el Colegio San Ignacio se sigue cultivando la conciencia de jóvenes en el ámbito político, para así cumplir con nuestro lema de “Hombres al Servicio de los Demás” y uno de los pilares fundamentales de estar “Comprometidos con el Servicio para la realización de la Justicia”. Este simulacro, sin duda, cumple con la formación de jóvenes que van interesándose en el paradero y destino político de Puerto Rico. Felicito al Periódico El Ignaciano, su editor, contribuyentes y su moderadora, por la labor de organizar y ejecutar tan importante ejercicio.


Ahora bien, vamos a los resultados: RESULTADOS GLOBALES:


Primero, hablemos un poco de la muestra global. Hubo un total de 446 electores, 403 estudiantes y 43 miembros de la facultad y administración. Ambos grupos tienen características interesantes que es importante calificar. Por un lado, los estudiantes son todos varones, en su mayoría de familias pudientes y privilegiadas, pero en diferentes etapas de aprendizaje y concienciación política. Por otro lado, los miembros de la facultad y administración representan más el espectro socio-económico de nuestro país, pero innegablemente, un sector educado y de conciencia política. Vemos en los resultados globales que aunque cerrado, el senador Juan Dalmau (PIP) sale victorioso, con Pedro Pierluisi (PNP) en un segundo lugar bastante cerrado. Sin duda, estos resultados demuestran que, después de la respuesta deficiente al Huracán María, los casos de corrupción en ambos partidos tradicionales, el mal manejo de la pandemia y los eventos multitudinarios del verano del 2019 han socavado la confianza en el modelo bipartidista. Estos resultados no me sorprenden.

La estadidad y la independencia históricamente han tenido gran apoyo entre el estudiantado del Colegio. El PNP ha sido el partido de la clase adinerada de Puerto Rico por mucho tiempo y, por ende, en un colegio que agrupa, en gran parte, jóvenes de ese sector privilegiado. Y el PIP ha contado con apoyo, pues algunos de sus líderes más reconocidos son producto de nuestro Colegio (i.e. Rubén Berríos). Lo que sí es sorprendente de estos resultados es que haya resultado victorioso y que haya podido convencer a una tercera parte de los participantes que ese Partido es la solución. En memoria reciente (incluso, en la primera vuelta de Dalmau en la contienda por La Fortaleza, el 2012) el PIP no había recibido tanto respaldo en el Colegio.


Por otro lado, otra sorpresa en estos resultados es la merma en apoyo para Alexandra Lúgaro (MVC). El auge que había en el 2016 para la candidata parece no haberse mantenido entre esta generación de ignacianos. El desempeño paupérrimo de Carlos “Charlie” Delgado (PPD) también es sorprendente. Aunque el Partido Popular Democrático ha enfrentado grandes retos en esta década pasada, no me esperaba que le fuera tan mal, inclusive con que Charlie es un candidato desconocido para el Área Metropolitana. Sin embargo, demuestra que, en los pasillos del Colegio San Ignacio, el Estado Libre Asociado que promueve el PPD ya no conmueve.


RESULTADOS POR GRUPO


Para mejor analizar los resultados de este ejercicio, debemos separar los resultados en grupos.


INTERMEDIA (7mo-8vo-9no)


Empezamos por este grupo. Entre los estudiantes del 7mo, 8vo y 9no grado, Pedro Pierluisi resultó con más votos, con Juan Dalmau en segundo lugar y Charlie Delgado en tercero. Este resultado viene de un grupo de jóvenes que ahora están comenzando a cobrar conciencia. Todavía las tendencias familiares en la política pueden influir en el pensamiento de estos. Además, este grupo era demasiado joven cuando los eventos de impacto histórico que hemos vivido en Puerto Rico se fueron desarrollando.


Esto presenta otro panorama y, aquí hago hincapié. Me parece que este grupo nos presenta una vitrina a los resultados electorales de los vecindarios mejor acaudalados de Puerto Rico. Si esto es cierto, pues demostraría la potencia de la campaña de Dalmau en llegar a “incomodar” los rincones de Torrimar y Montehiedra y la impotancia del ideal estadista-penepé en otra gran porción de esas familias. Y, posiblemente son los resultados del 7mo grado los que nos presentan el mejor pronóstico electoral de las familias del Colegio, donde todavía pueden subsistir miembros de la vieja guardia del PPD.


SUPERIOR (10mo-11mo-12mo)


Les tengo que ser sinceros, estos eran los resultados que me interesaban más. Pues, son estos los estudiantes que vivieron los Huracanes en el Colegio; que han oído y leído sobre la corrupción en nuestro gobierno; que vieron y posiblemente participaron en las marchas del verano pasado, o; que han podido cobrar conciencia en la clase de Historia de Puerto Rico del Profesor Jorge Seda Prado. Esos eventos hacen de este grupo uno más interesante, pues esperamos ya hayan podido discernir (en parte) cuáles son sus ideales políticos y hacer el mismo ejercicio al momento de ejercer su ‘derecho al voto’.


En esta categoría, Juan Dalmau arrasó, mientras Pedro Pierluisi y Alexandra Lúgaro quedaron casi empatados en segunda y tercera posición, respectivamente. Aquí, el repudio a los partidos tradicionales es innegable. Estos estudiantes han vivido, sentido, sudado y rabiado la ineficiencia y el colapso del gobierno. Estaban en el Colegio cuando el Congreso pasó la Ley PROMESA y estaban pensando en estas elecciones cuando un millón de ciudadanos marcharon contra un gobernador. Esa conciencia que se logra a través de la educación y las experiencias está viva en los estudiantes de escuela superior. No es por desalentar a los que le dieron un voto al partido del gobierno de turno. Pero, creo que se debe a un compromiso con el ideal estadista. Pero esta es una fracción del apoyo anexionista que habitaba en las aulas del Colegio en antaño.


Habrán notado que hago mucha referencia a la historia. A ese análisis y pensamiento me dediqué cuatro años en la universidad. No solo por un interés en el pasado, pero como de ello podemos comprender dónde estamos y trazar una ruta hacia un mejor futuro. En estas y todas las elecciones que le seguirán, les exhorto a que no solo se empapen de las propuestas de aquellos que buscan tu confianza - yo lo he estado haciendo a través de un grupo que fundé llamado Club Caoba - pero también que se sienten a ver la historia reciente. Y, sobre todo, piensen en la formación que les ha brindado el Colegio. Solo a través de ese análisis holístico, lograremos llegar a elegir a quienes pongan el potencial inmenso de nuestra Patria en acción.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo