top of page

El manejo del estrés estudiantil


No existe persona en el mundo que no haya experimentado estrés. Desde los jóvenes hasta los viejos más sabios, el estrés es algo que nos afecta a todos. Nosotros los ignacianos tampoco somos ajenos al estrés con todos los proyectos, tareas, exámenes y presentaciones, es fácil sentirte ahogado con el trabajo. No tiene que ser así, no debes salir del Colegio San Ignacio con solo el conocimiento de las clases que tomaste, sino que debes saber manejar tu tiempo para controlar la ansiedad. Si sientes que no tienes control sobre tu tiempo, sigue leyendo.


Mentalidad

Probablemente, la cosa más importante en el manejo del estrés es la mentalidad con la cual ves las cosas. ¿Cuándo vas a estudiar lo haces con ánimo? ¿O sientes que quieres lanzar todos tus libros por la ventana? Si piensas que estudiar tiene que ser algo aburrido, pues estás equivocado. No debes ver tus estudios como un deber aburrido, sino más bien como una oportunidad de aprender algo nuevo. No significa que vas a encontrar todas tus tareas tan interesantes como ver tu serie favorita, pero no debes odiar hacerlas. Ser productivo es uno de los mejores sentimientos, ¿pues por qué no querer sentirlo más? Quizás puedes darte un premio después de estudiar, así tienes una meta inmediata que te motive. Si dejas las cosas para el último minuto y las haces cuando las necesitas hacer, vas a ver que no solo vas a tener menos trabajo para después, y con esto menos estrés.


Planificación

Aunque una buena mentalidad te ayuda mucho a ser más productivo, no es lo único importante. Saber cómo planificar es casi igual de relevante como la mentalidad que te acompaña. Debes saber cómo dividir tu tiempo del día, así puedes ver cuándo tienes tiempo para dedicarlo a tus estudios. Quizás te pongas una meta de estudiar por lo menos 2 horas al día, mira cómo puedes incluir estas dos horas en tu horario. También debes incluir un tiempo para tareas y cualquier otro trabajo que tengas que hacer. Existen varias aplicaciones para ayudarte a hacer esto, si quieres puedes usar una libreta. Necesitas saber cómo cambiar tu horario si surge una situación sorpresa. Tener un plan te deja evaluar tu día y te da control sobre tu tiempo. Algo tan sencillo como planificar tu día puede hacerte la vida mucho más fácil y librarte de estrés innecesario.


Ambiente

El ambiente influye demasiado en la calidad de tus estudios como para ser ignorado. Un ambiente tranquilo y sereno puede ayudar en tu concentración igual que uno lleno de distracciones tiene el efecto contrario. Si sientes que nunca te puedes concentrar porque el lugar en el que estás te roba la atención demasiado, pues necesitas hacer algunos cambios. Elimina cualquier distracción de tu espacio mientras estudias, como tu teléfono o tus audífonos. Vete a un lugar tranquilo donde nadie te distraiga y vas a ver que se te hace mucho más fácil concentrarte. Hay individuos que se sienten más productivos mientras hacen su trabajo con amigos, pero si sientes que te distraen más de lo que te ayudan, quizás necesites trabajar solo.


Descanso

Es importante saber cuándo estudiar, pero es igual de crucial saber cuándo debes soltar sus libros. Nuestra energía es un recurso limitado y si nos sobrecargamos con trabajo, podemos terminar completamente agotados. ¿Si no tienes energía como la esperas usar? Búscate un pasatiempo que te relaje, incluye el descanso en tu horario diario, duerme un mínimo de 6 horas al día y trata de alcanzar las 8. Todo esto te prepara para los días arduos donde necesitas utilizar mucha energía.


Conclusión

Cuando unes estos cuatro pilares del manejo de los estudios, todo se te hará más fácil. Aunque todo se vea difícil e imposible de conquistar, toma todo paso a paso. No tienes que ser el más rápido ni debes competir con otros, ve a tu paso y vas a ver una mejoría. Si necesitas ayuda con tus estudios, no te sientas avergonzado. Pregúntales a tus compañeros o maestros y si aún no entiendes, pues cálmate y sigue. Habrá días donde sientes que has llegado a una pared, pero sigue, rompe esa pared. El trabajo nunca será fácil, pero sí es gratificante.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page