Hombres al servicio de los demás, más que un credo



El inicio de clases de este semestre cobra mayor importancia luego de haber estado año y medio en los hogares frente a una computadora. ¡Nunca hubiésemos pensado que anhelaríamos tanto volver al colegio! Ante esta coyuntura, es nuestra responsabilidad como ciudadanos estudiantes proteger el privilegio que tanto el colegio y el gobierno nos han dado: estudiar de manera presencial.


Es importante que como jóvenes sigamos las recomendaciones de las agencias de salud y el protocolo establecido por el colegio. El uso de la mascarilla, el distanciamiento físico y el uso de desinfectante es esencial para mantener un ambiente libre de casos de COVID-19. Si mantenemos el mismo estilo de vida estudiantil que teníamos antes de marzo del 2020, será imposible continuar este semestre de manera presencial. La responsabilidad de mantener el campus abierto recae en cada uno de nosotros.


Ser hombres al servicio de los demás no es solo el credo de nuestra institución jesuita, es ACCIÓN, es CONVICCIÓN de que como ignacianos nos toca cuidar unos de otros. Este pilar esencial del ignaciano también se extiende a esta emergencia nacional y la mejor manera de demostrar el servicio a los demás es siendo responsables con uno mismo.


Ignacianos, nos toca a todos mantener este campus abierto. Disfrutemos de este semestre presencial.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo