Statio Orbis. Statio Puertorriqueño


El 27 de marzo de 2020 el Papa Francisco encarnó la realidad de un mundo apoderado por “miedo y desolación frente a un enemigo pequeño e invisible apenas conocido, capaz de paralizar todo en el tiempo”. Ese día el Papa dijo "caminaba así, solo, pensando en la soledad de tanta gente... un pensamiento inclusivo, un pensamiento con la cabeza y con el corazón, juntos". Caminaba solo en una Plaza de San Pedro vacía por la pandemia y bañada por la lluvia. Ese era el statio orbis.


Un año después estamos al inicio de una semana santa y me pregunto cuánto hemos recorrido en este “nuevo mundo” que nos ha traído el Covid-19. ¿Cúal es nuestra statio puertorriqueño?


Ciertamente hemos avanzado procurando “hacer nuevas todas las cosas” (Ap 21, 5). Y cada uno sabe lo que ha caminado.


Que esta semana santa nos ayude descubrir la novedad del momento actual. Ahora eso sí, mirando aquel que es protagonista de ella: Jesús de Nazaret. Su vida y muerte nos plantea la hondura de nuestra propia vida. Y en él, descubro si quiero dar pleno sentido a mi vida, no tengo otro camino que el amor total, hasta la muerte si las circunstancias lo exigieran.


El “poder” de Dios de Jesús, y el nuestro, se manifiesta en ese amor que se da plenamente para dar vida especialmente el que está en necesidad. Así lo hemos visto en el servicio de tantos hombres y mujeres luchando por lo vida de aquellos afectado por la pandemia. No hemos terminado la batalla aún.


¡Que la experiencia con Jesús, el crucificado y el Resucitado, nos ayude no querer “subir a su cruz”, sino más bien ayudarnos a bajar de la cruz a tantos crucificados por la pandemia que podemos encontrar en nuestro camino! Ese sea el nuevo statio puertorriqueño.


Una Buena Semana Santa y una Feliz Pascua de Resurrección

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo