El arte indígena en Puerto Rico antes de los Taínos

Desde los comienzos de la humanidad, el ser humano ha creado objetos, hoy considerados arte, como una forma de comunicación o meramente decoración, al punto de que se ha convertido en parte de nuestras vidas. Esto se debe a que el arte representa al ser humano como sociedad y como seres vivientes en el universo. Puerto Rico no fue la excepción, ya que desde el momento en que los primeros grupos humanos llegaron a nuestra isla trajeron su arte y su cultura con ellos. Estas culturas son importantísimas en la historia del arte en Puerto Rico, ya que son un antecedente de lo que luego sería la cultura taína.


El primer grupo de pobladores en llegar a nuestras costas fue el grupo agro-alfarero de los Arcaicos hace alrededor de 8,000 años atrás. Este grupo se asentó en nuestra isla, principalmente en las costas y manglares, como resultado de varias migraciones provenientes de Suramérica y Centroamérica. Es muy escasa la información que tenemos sobre este grupo, pero sí sabemos que fueron los primeros en traer lo que hoy conocemos como arte a nuestra isla. Entre sus expresiones artísticas podemos encontrar joyería, objetos de decoración y vasijas.



Otro grupo de indígenas que arribó a nuestra isla luego de los arcaicos fueron conocidos como los Igneri o Saladoides, provenientes de la región de Saladero en Venezuela. Arribaron a nuestras costas aproximadamente en el año 100 D.C. Al igual que los arcaicos, llegaron como resultado de varias migraciones cruzando por las Antillas Menores. A diferencia del grupo anterior, tenemos un poco más de información disponible de los Igneris gracias a varios descubrimientos arqueológicos. Los Igneris fueron los primeros en haber hecho cerámica más elaborada en Puerto Rico, creando maravillosas vasijas en arcilla, casi siempre con un diseño campaniforme que se decoraban con patrones en rojo, blanco y otros colores. Los Igneris también son conocidos por ser el primer grupo indígena en tallar el famoso cemí en nuestra isla. Estos cemíes eran figuras trigonolítas que mayormente eran tallados en piedra, aunque también los hay en arcilla concha y mayormente representaban deidades.

Mientras que los Igneri poblaban la isla, también existió un grupo muy misterioso en el área sureste de la isla y en Vieques. Es posible que esta sociedad haya aparecido en nuestras costas por primera vez, aproximadamente en el siglo 3 A.C. y fue descubierta en el 1977. Además de ser un grupo bastante misterioso, esta sociedad es muy interesante, ya que se piensa que proviene de la región andina, considerándose como puntos de procedencia los yacimientos arqueológicos de Tutishcainyo en las cordilleras andinas de Perú y Puerto Hormiga en la costa norteña de Colombia. Esta hipótesis se debe a el descubrimiento de varias figuras talladas representativas del cóndor andino, que como dice en su nombre es característico de la región de los Andes y no del caribe antillano. Este cóndor, es característico de la mitología indígena de los Andes y es posible que estas figuras sean representaciones de escenas mitológicas de esta región. Al igual que los saladoides, los huecoides también eran unos maestros de la cerámica. Su cerámica es distinguida por ser simple, libre de pintura, a veces decorada con pasta blanca o roja. Además de las vasijas, los huecoides tallaban el burén en barro.


Para comienzos del siglo 7 D.C. comenzó a desarrollarse en nuestra isla una nueva cultura, la cual era producto de una evolución de los ingeris y es conocida como la cultura subtaína u ostionoide, debido a su descubrimiento en la localidad de Punta Ostiones en el municipio de Cabo Rojo. Los ostionoides también fueron el primer grupo indígena en construir gigantescas plazas ceremoniales en nuestra isla, como el parque ceremonial de Tibes en Ponce, compuesto por nueve campos de juego de pelota, es el parque ceremonial indígena más antiguo en el Caribe en ser descubierto. Al igual que los ingeris, los ostionoides también tallaban el famoso cemí y su dieta era mayormente una compuesta por animales del mar. La importancia de este grupo indígena es que luego evolucionaría al grupo taíno, el grupo indígena en Puerto Rico que tuvo por vez primera contacto con el mundo europeo y que luego sería exterminado por los europeos. Esto marcando el fin de las culturas aborígenes de nuestra isla y que será el tema de mi próximo artículo para el periódico El Ignaciano.

2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo