El sargazo: ¿Nos afecta o nos beneficia?


Evento de sargazo en Las Croabas, en Fajardo, el pasado mes de junio. (ENDI)

Primero debemos saber qué es el sargazo y de dónde viene. El sargazo es un género de algas marinas unidas en una masa de raíces, tallos y hojas que pueden vivir libres o fijadas a una base. El sargazo que viene a Puerto Rico proviene de El Mar de Sargazo que se encuentra en el Atlántico entre las costas de Brasil y el oeste de África.


Además de tener un olor a huevo podrido, el sargazo ha creado muchos problemas en Puerto Rico, uno de ellos siendo que afecta el uso de las playas al acumularse en la orilla. Esto afecta al sector turístico interno y externo, ya que cuando los turistas y residentes visitan las playas no pueden bañarse en ellas. Igualmente, afecta el sector de la pesca, ya que si los pescadores van a sacar su bote hacia el mar abierto el sargazo les impide pasar y si pasan se les podría dañar el bote. Otro de esos problemas es que el sargazo afecta la ecología marina de varias maneras: mata a los corales, a algunos tipos de peces e impide el anidamiento de las tortugas. Más recientemente, produjo daños a la infraestructura de la Autoridad de Energía Eléctrica, como se vio el pasado 26 de septiembre cuando más de 140,000 abonados se quedaron sin electricidad por el sargazo que afectó las centrales de Aguirre y Palo Seco.


Personal de la AEE remueve uno de los filtros que controlan la entrada de sargazo en las centrales termoeléctricas.

El sargazo, no sólo tiene efectos negativos, sino que también puede convertirse en algo positivo. En distintos laboratorios internacionales le han extraído el líquido al sargazo haciendo biocombustibles y fertilizantes para la agricultura. También, con la parte sólida, han hechos cosméticos, cremas, las cuales no huelen mal, y cuero. Con esto podemos ver que el sargazo tiene un lado negativo, pero podríamos intentar buscarle su lado positivo.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo