Elecciones presidenciales del 2020: Una oportunidad extraviada para Trump

Actualizado: 6 feb 2021


A solo semanas del día de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos y con millones de ciudadanos ya ejerciendo su derecho al voto, las oportunidades de que el incumbente Donald Trump y el Partido Republicano vuelvan a ganar la Casa Blanca son exiguos. El candidato se encuentra abajo en la mayoría de las encuestas nacionales que diversos medios noticiarios han realizado a sus audiencias. Para los republicanos alrededor de la nación, lo más preocupante de dicha desventaja es que la misma es una bastante amplia. Estamos hablando de una de más de 10 puntos porcentuales en muchos casos, lo cual representa una batalla demasiado ardua para Trump a solo alrededor de quince días de las elecciones generales. Muchos dudan de la exactitud o la precisión de estas encuestas. Dicha interrogante es comprensible dados los resultados de las elecciones presidenciales del 2016, en las cuales Donald Trump venció a su oponente demócrata Hillary Clinton en una victoria inesperada, imprevista e inimaginable para muchos, pero es importante recalcar que, en el 2016, Trump perdía nacionalmente en las encuestas, pero aun así tenía la delantera entre algunos sectores demográficos cruciales como las mujeres de los suburbios, los hombres blancos que no tenían un título universitario y sorprendentemente la comunidad latina y la comunidad afroamericana. Dichos sectores poblacionales son muy importantes para un candidato si el mismo desea sostener una oportunidad real de ganar la presidencia, y en las elecciones de este año, el candidato demócrata Joe Biden mantiene sobre Donald Trump una cómoda delantera de más de veinticinco puntos porcentuales entre las mujeres de los suburbios. Biden también lidera por más de veintiocho puntos porcentuales entre los votantes mayores de 65 años, los cuales fueron un apoyo indispensable para la victoria de Trump hace cuatro años. Trump y su equipo de campaña han sido incapaces de concretar un mensaje positivo que apele a las necesidades, intereses y preocupaciones de los ciudadanos americanos. Esto ha sido agravado por la pandemia del COVID-19, la cual el presidente Trump ha subestimado y minimizado públicamente. Hace algunas semanas, salieron a la luz varios reportajes indicando que Trump estaba consciente de los severos impactos que el virus tendría sobre la nación, pero decidió privar a la gente de dicha información valiosa utilizando como excusa que “no quería genear pánico”. Su campaña para la reelección ha sido agravada por estos y muchos otros factores, como su diagnóstico de Coronavirus hace menos de dos semanas. Esto ha causado que muchos votantes e incluso miembros del Partido Republicano pierdan confianza en su líder, si da la casualidad de que aun la tenían. Durante la confirmación de la jueza federal Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, el senador conservador Lindsey Graham reconoció la decaída presidencia de Trump al decir: “los demócratas tienen una buena oportunidad de ganar la Casa Blanca este año”. Definitivamente no podemos dar la elección por acabada ya que Trump se ha caracterizado por ganar elecciones dificultosas, pero el apoyo y la aprobación que recibe al momento es inferior a aquella de hace cuatro años.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo