"Siento que puedo poner un granito en la vida de cada uno": Taty Garay conversa sobre su trayectoria

En el mes de octubre se celebró el mes del Trabajo Social. Entrevistamos a la señora Taty Garay sobre su trayecto en el Colegio San Ignacio y los programas en los que participa.


¿Qué la motivó a ser trabajadora social?


"Yo siempre supe que quería trabajar en una profesión que tuviera que relacionarse con personas directamente. Lo primero que pensé fue leyes, después relaciones públicas, pero con los años de estudios y experiencias que la universidad te brinda descubrí que la profesión que me gustaba era la de trabajadora social y dentro de ese campo lo que me apasionaba siempre fue el trabajo social escolar"


¿Cuáles fueron tus estudios en este campo?


"Estudié en la Universidad de Puerto Rico un bachillerato y luego hice la maestría en Trabajo Social."


¿Cuántos años llevas en el Colegio como trabajadora social?


"Este es mi año 43. He coordinado el Programa Proyecto por estos años, pero también el Colegio me ha dado la oportunidad de crecer como profesional y ser humano en muchas áreas colaborando en otra facetas y responsabilidades."


¿Por qué sigues siendo trabajadora social?


"Primero porque sigo en un escenario escolar, como lo es el Colegio San Ignacio. A través de lo que hago y el contacto con cada uno de los jóvenes siento que puedo poner un granito en la vida de cada uno. Yo me siento como una colaboradora de Dios en este lugar. Tengo muchos testimonios de como el Programa Proyecto ha tocado sus vidas y la de sus familias llegando a ser hombres exitosos y al servicio de los demás."


¿En que consiste el programa Proyecto?


"Primero el programa es una manera concreta de hacer justicia social, pensamos que todo el mundo tiene derecho a una buena educación, pero esa no es la realidad. Este Programa es para dar una oportunidad a jóvenes talentosos con deseo de superación con muchos sueños, pero lo único que los limita es la parte económica. Tratamos de buscar esos jóvenes ayudarlos a través del programa, ir a las comunidades más necesitadas donde muchas veces las oportunidades no llegan. Hay miles de jóvenes esperando esta oportunidad."


¿Cuál es tu motivación para seguir con este programa?


"Los jóvenes son los grandes testimonios y frutos que tenemos producto de este Programa. Verlos realizarse como buenos profesionales, y como hombres al servicio de los demás una gran alegría y orgullo. Con el Programa tocamos vidas, familias, comunidades y al final a Puerto Rico. He sido bendecida en mi vida al Dios darme esta oportunidad de trabajar en esta comunidad ignaciana y servirle por tantos años."

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo