Casi aurora



Casi Aurora,

La siento naciendo de las penumbras en que me encuentro

Tras penosamente gozar de aquel fruto prohibido de Creación.

Como una sensación de céfiros endiablados me persigue…

Soy víctima de aquel negro encanto.

Por más que salgo, entro entre los tentáculos de aquella maldición impuesta,

Por estos quienes reniegan la luz del alba. Casi Alba.


Soy libre, mas me encuentro apresado entre las tinieblas;

Soy puro, mas vivo en lo falso de mi real ser;

El amor es mi víctima, load a la venganza final de Lucifer.

No respiro, el mundo es mío, soy como aquel santo indio

Inmolado por el fusil americano: me ahogo en mi sangre.


Pero me rehúso caer

Estoy a la espera de la llegada de la divina luz,

Una luz que combate mi oscuridad siempre.

Un lucero que brilla en el cielo, amando a cuantos se y no se postran

A sus pies.

A sus santos pies…

A sus santas manos…

A su santa gloria…

A su santo nombre…


¡Estoy en espera de aquel santo lucero!

¡Siento ya las brisas de las auras llamándome!

Mil mundos me suplican quedarme ciego, pero uno,

Solo uno, cargado de cánticos seráficos

Me susurra, casi aurora…

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo