Tolerancia: del Capitolio a nuestras vidas


El pasado miércoles 20 de enero de 2021 marcó uno de los eventos más importantes en la historia de Estados Unidos, la inauguración y la respectiva transición pacífica de Joe Biden como 46mo presidente del país. Sin embargo, esto sucedió luego de unas turbulentas elecciones y dos semanas luego de unas protestas violentas, en donde seguidores del ahora expresidente, Donald Trump, marcharon e invadieron el Capitolio en plena sesión para exigir que no validaran al candidato demócrata Joe Biden como presidente, ya que como mencionó Trump, las elecciones fueron un fraude y el candidato republicano debió continuar con su segundo término.


Estas protestas se volvieron en una alerta alarmante y vimos cómo aún en el siglo XXI, hay personas que creen que los hombres blancos son superiores a todos los demás. Miembros de los Neonazis, QAnon, y del movimiento MAGA se hicieron presente para aprovechar la protesta y esparcir sus ideales raciales y supremacistas.


Estamos viviendo un momento histórico en el cual presenciamos cómo un gigante blanco no acepta la derrota de la discriminación, el racismo, la supremacía blanca y el machismo.


Estas protestas son la respuesta de un asunto que debemos mejorar como sociedad global: la tolerancia y el respeto. Estos son valores que se deben enseñar desde el hogar, fortalecerse en la escuela y ponerlo en práctica en toda nuestra vida.


Cuatro personas murieron porque no supieron respetar la democracia. Muchas más salieron heridas y arrestadas. Policías, civiles, activistas y muchos otros se vieron afectados por la falta de respeto hacia el proceso democrático estado-unidense y por la falta de confianza en las instituciones gubernamentales y en los partidos de mayoría.


El llamado, no solo de Biden, sino de la sociedad completa, es convertir-nos en un país y en un mundo más tolerante, respetuoso y abierto a las opiniones de los demás. Como ignacianos, reafirmamos nuestro compromiso de ser abiertos al crecimiento y capaces de discernir para usarlos para el MAGIS (el bien más universal) de nuestra sociedad.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo